Juego de Troleros

Juego de Troleros

¡ MAS SERIEDAD Y MENOS MILONGAS !

Juegos de TrolerosPor más que insistan, la mentira reiterada, compulsiva y enfermiza de la que hacen gala constantemente los señores de la CGT, destapa la verdad de que estas siglas sólo funcionan en el Banco Santander como una rémora parasitaria de las luchas que los sindicatos como UGT libran por conseguir que las condiciones laborales de los trabajadores se mantengan. Acusan entre otros a UGT de solicitar al Banco un acuerdo que contemple movimientos de personal entre islas.

En este punto aclaramos:

  • El acuerdo al que hacen alusión es propuesto por el Banco, no por UGT. Está en fase de negociación y se trabaja en base al acuerdo que se firmó en Banesto en el año 2009 y que sí firmó la CGT.
  • Bajo ningún concepto UGT firmará medidas de movilidad geográfica entre islas en Canarias o Baleares, ni acoplamientos a Ceuta y Melilla desde Andalucía.

En 2016, con otro escenario bajo la amenaza de un ERE, tuvimos pocas opciones de elegir. En el caso de Canarias, fuimos UGT en solitario los que defendimos que no admitíamos los traslados forzosos a territorio peninsular cuando CGT ya los daba por hecho y asumía con complacencia ante la empresa dicha cuestión. Esto es un hecho demostrable en la cronología de circulares que antecedieron a la firma del ERE (cualquiera puede preguntarnos y estaremos gustosos de hacerles el relato personalmente). Hay que recordar por último, que existe una Reforma Laboral en la que el artículo 40 del Estatuto de los Trabajadores permite al empresario trasladar a un trabajador afectado por su cierre de trabajo o despedirlo si este no acepta el traslado. Es Reforma Laboral pura y dura. Sí, esa de la que nunca habla CGT y que no combate en ningún ámbito. Habría que preguntarles, aunque nunca contestan, si prefieren llegar a un acuerdo lo menos lesivo posible para la plantilla o que directamente la empresa haga carnaza con la ley en la mano. Al parecer prefieren lo segundo pues el lodazal es su sitio natural.

Casi sesenta compañeros de Canarias fueron invitados en el ERE a abandonar la empresa siendo desestimada tal invitación por la inmensa mayoría. Si no se hubiera pactado la voluntariedad, estarían todos en la calle. Esa es la política de la CGT.

Las milongas de estos señores no nos cogen por sorpresa. Por suerte, el tiempo pone a cada uno en su sitio, sirva de ejemplo las anteriores:

Las pagas de beneficios: De forma cansina y agotadora repitieron que las perderíamos. Ya se ha demostrado lo contrario. Las cobramos prorrateadas según convenio. Ya no se les oye rechistar.

La Cláusula suelo: Metieron la pata hasta el fondo presentando conflicto colectivo ante la Audiencia Nacional coartando toda posibilidad de presentar otro tipo de demandas más efectivas y que quedarán condicionadas tras el fallo. Ahora el banco saca músculo y se enroca para no aplicar la devolución con carácter retroactivo de las cantidades cobradas por dicha cláusula hasta la fecha. Todo este asunto, además, hizo retrasar durante dos años la firma del acuerdo para suprimir la cláusula. Acuerdo que tampoco firmó la CGT.

El acuerdo de Prejubilaciones: Por supuesto no lo firmaron, se limitaron a criticarlo. Curiosamente a los delegados de CGT les faltó tiempo para irse prejubilados gracias a dicho acuerdo. En la ciudad financiera hubo hasta codazos entre ellos para irse tal que, dicho sindicato quedó prácticamente desierto. Por cuestión de dignidad, ya podrían haber cedido sus prejubilaciones a otros trabajadores que apuestan por sindicatos más comprometidos con los trabajadores. Menuda jeta.

La verdad es que con todos los frentes que tenemos abiertos y que combatimos sin descanso la UGT, resulta tedioso tener que ocuparnos de algo que bien tendría que estar en manos de la psicología clínica pues el hecho de escudarse la CGT en embustes para hacer de eso su trabajo tiene su consecuencia en que en lugar de ayudar, minan toda esperanza de conseguir seguir luchando por el bienestar y los derechos de todas y todos los trabajadores del Banco Santander que son a quienes nos debemos.

Así que señores de la CGT, ¡Déjense de milongas!

Ver documento completo

Related posts

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.