No es oro todo lo que reluce

No es oro todo lo que reluce

Con la inauguración en el mes de Junio pasado de la flamante Oficina Smart, que es a su vez la oficina principal de León, sus trabajadoras y trabajadores dejaban atrás más de seis meses de penurias producidas por unas obras, cuyo efecto podía haberse minimizado con una buena gestión de los espacios de un edificio suficientemente amplio. Polvo, mala iluminación, estrés térmico… fueron las condiciones medioambientales que padecieron dichas trabajadoras y trabajadores en esos meses interminables, por no hablar de la imagen deplorable transmitida a sus clientes.

Por fin, el diseño y confort de la nueva oficina hacían olvidar a sus trabajadoras y trabajadores todo lo pasado, hasta que los rigores del invierno les han devuelto a situaciones anteriores de frío extremo sufridas en el invierno anterior, dejando en evidencia errores de un proyecto millonario o la incapacidad de sus responsables para dar una solución en los casi DOS MESES que dichos empleados llevan trabajando en esas condiciones. En lo que va de otoño e invierno en León se han superado los treinta días con temperaturas mínimas bajo cero y lo peor está por llegar.

Leer la Circular completa en PDF

Noticias Relacionadas

3 Comentarios

En respuesta a: