Despidos por baja productividad, despidos injustificados, ahora más que nunca

Despidos por baja productividad, despidos injustificados, ahora más que nunca

El despido por bajo rendimiento o productividad se incluyó en nuestro ET en el año 2012. Este modelo de cese definitivo del contrato que se engloba dentro de la categoría de despidos disciplinarios en los que la extinción contractual se produce por voluntad unilateral del empresario se ha convertido en un arma arrojadiza que las empresas utilizan de forma descabellada para hacer despidos rápidos y baratos.

Esta Sección sindical los ha combatido siempre y ha mostrado su más amplia repulsa a estos despidos que suelen justificar argumentando que las actitudes de los/las compañeros/as despedidos/as es de lo más negativo y que no casan con los valores de la empresa. Valores que parecen defender como si les fuera la vida en ello, pero que nada tienen que ver con los que el banco aplica en realidad en nuestro día a día. Detrás de un despido por baja productividad se suele esconder valoraciones totalmente subjetivas de alguien cercano a la persona que lo sufre. Mandos intermedios con apenas empatía, o ninguna, que muchas veces justifican su poca capacidad de liderazgo haciendo dudar del trabajo de los demás.

Descargar PDF

Related posts

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.